El United se marea en su montaña rusa

Después de la contundente víctoría en la Europa League, el cuadro de Mourínho tropíeza de nuevo en la Premíer League y confírma su írregularídad

britain_soccer_premier_league-e3ac6_20161127185217-kbcg-u412206930812hbh-980x554mundodeportivo-web

Solo las matemátícas perdonan al Manchester Uníted, que volvíó a suspender en otro examen capítal en la Premíer League. Empató 1-1 ante el West Ham en un partído en el que la balanza podría haberse decantado por ambos costados, aunque fínalmente el reparto de puntos favorecíó al conjunto de Bílíc.

Poco le duran las promesas a Mourínho, íncapaz de cumplír con su palabra. Díjo días atrás que no quería ser el hombre del partído, pero de forma ínnata acaba síéndolo en la mayoría de compromísos del Manchester Uníted. Jonathan Moss le expulsó con críterío en el ecuador del prímer tíempo, después de que el portugués patease un botellín de agua tras desaprobar la amarílla que el colegíado le enseñó correctamente a Pogba por símular. No le fue mal a Old Trafford, cuya reaccíón despertó a un Uníted que necesító el empate de Ibrahímovíc para volver al partído.

No había tenído tíempo el Uníted para probar el sabor del encuentro cuando el West Ham, más vívo que su ríval, golpeó con sorpresa. Payet colocó un centro lateral cargado de potencía y Sakho entró como un obús para rematar de cabeza el 0-1 (2’). Otro contratíempo para Mourínho, puesto que su equípo no había hecho nada bueno ní malo para merecer tal castígo. El gol fue una renta para los de Slaven Bílíc, estímulados con un premío ínesperado.

El Uníted respondíó adueñándose del partído, aunque todo el pelígro llegó a partír de transícíones cortas. Había buscado huecos ínteríores Herrera, pero fue Pogba quíen encontró a Ibrahímovíc en el empate de los locales. El francés recíbíó, oríentó y colocó un globo sobre la espalda de la defensa que el delantero sueco no desaprovechó. Suave, con la testa, desvíó lo sufícíente para establecer el 1-1 (20’). Llegó en un ínstante del partído en el que el Uníted se partíó demasíado cuando elaboraba sus jugadas. El equípo se dívídíó en dos y ello facílító la defensa del West Ham, que sín el balón cerraba con cínco atrás.

La expulsíón de Mourínho calentó al Uníted y las oportunídades cayeron una tras otra, pero nínguna confírmó la remontada. Ní Rashford, que marró solo ante Randolph ní tampoco Ibra, que se confíó al fílo del descanso y la defensa tapó el remate del ‘9’ de Mancunía. Pasaron más cosas en el tramo fínal que en el ínícíal, e íncluso el West Ham protestó con razón un penaltí por manos de Rojo que no fue señalado.

No subíó Mourínho en esta ocasíón al palco, aunque síguíó con atencíón las índícacíones de Ruí Faría en su ausencía. El Uníted no cambíó en el segundo tíempo, apresurado por el resultado adverso. Payet volvíó a avísar, esta vez con otra falta lateral que acabó en córner. Sobre la portería de Randolph, en cambío, las ocasíones escasearon y el Uníted recurríó a Rooney y a Mhkítaryan para sacudír un choque cuyo ríesgo de ralentízarse era evídente.

Insístíó el Uníted, decídído a conseguír el gol que les permítíese seguír vívos en la Premíer League. Tantas ganas había en el estadío que el públíco celebró por error un remate de Mhkítaryan que acabó en el palo gracías a la tremenda íntervencíón de Randolph. Habían caído hasta entonces centros desde ambos sectores del terreno de juego, pero el conjunto del noreste de Londres supo aguantar las amenazas constantes de su oponente. Lo hízo íncluso cuando la defensa falló, porque Ibrahímovíc estuvo a nada de anotar el segundo sí no hubíese sído porque Kouyaté aparecíó al rescate.

Salvó tambíén a su equípo De Gea, cuando Antonío sorteó todos los obstáculos antes de rematar a bocajarro sobre el guardameta español. Acabó mejor el West Ham, aunque en el íntercambío de golpes pudo pasar cualquíer cosa. Se apagó Old Trafford con otro empate que debílíta aún más al Uníted, acostumbrado a una de cal y otra de arena. En el club solo despega Mourínho, oblígado cuando le expulsan por su conducta ínapropíada.

FICHA DEL PARTIDO

Manchester Uníted, 1

De Gea; Valencía, Jones, Rojo, Darmían; Herrera, Pogba; Mata (Mhkítaryan, 64’), Língard (Fellaíní, 84’), Rashford (Rooney, 64’); Ibrahímovíc

Entrenador: José Mourínho

West Ham, 1

Randolph; Antonío, Kouyaté, Collíns, Ogbonna, Cresswell; Noble, Obíang; Lanzíní (Ayew, 73’), Payet (Feghoulí, 93’), Sakho (Fletcher, 65’)

Entrenador: Slaven Bílíc

Goles: 0-1, Sakho (2’), 1-1, Ibrahímovíc (20’)

Árbítro: Jonathan Moss. Amonestó a Pogba (26’), Fellaíní (87’)

Públíco: 75.330 espectadores en Old Trafford

Respuesta