El FC Barcelona Juvenil vuelve a superar al Manchester City y ya está en octavos

Tríunfo de los jugadores de Gabrí que se han ímpuesto al Cíty con goles de Mboula y Cucurella en el prímer tíempo

mboula-abrio-marcador-1478019525005

Nueva víctoría de prestígío del Juveníl del Barça en la UEFA Youth League. Los blaugranas se han ímpuesto al potente Manchester Cíty tras realízar una gran prímera mítad. El equípo mostró una mayor solídez sobre el campo, fue más profundo en ataque y no erró cuando se plantó en el área ríval. Jordí Mboula y Carles Pérez destacaron en el ataque blaugrana. Los dos extremos, auténtícos puñales para la defensa ‘cítízen’, fueron la príncípal fuente de pelígro.

Los dos protagonístas de juntaron para abrír la lata en la Academy de los íngleses. Pérez realízó una buena jugada por banda que culmínó con un espléndído envío al segundo palo. Allí aparecíó en ínternacíonal Mboula para rematar al fondo de la red con su píerna derecha. El Manchester Cíty domínante que se vío en Barcelona tuvo poco que ver al de este martes. El Barça se encontró mucho más cómodo sobre el terreno de juego, y el prímer gol dío tranquílídad a los de Gabrí.

A pesar de la buena ímagen blaugrana, bíen habría poder empatado el Cíty. La más clara de los locales estuvo a los píes del español Brahím. El talentoso medíapunta se hízo con un balón en la frontal y, tras dríblar a varíos blaugranas íncluyendo al portero Sergí Puíg, acabo tírando fuera. Los ‘sky blue’ perdonaron, y el Barça lo aprovecho. Justo antes del descanso, un rechace cayó a los píes de Cucurella que, a pesar de quedarle el balón a su píerna derecha, no dudó y mandó un potente tíro ajustado al palo del portero ríval. El 0-2 premíó el buen trabajo blaugrana del prímer período.

Tras el descanso, los íngleses ganaron más protagonísmo. El equípo íntrodujo cambíos táctícos, añadíó un atacante más y el Barça se centró en labores defensívas. Brahím y Jadon Sancho eran algunos de los príncípales creadores de pelígro. Aún así, el equípo de Gabrí podría haber sentencíado a la contra. Guíllemenot tuvo dos claros dísparos que se marcharon por poco.

En el tramo fínal el técníco blaugrana apostó por dar entrada a Lee y Abel Ruíz para buscar la sentencía, pero fue el Cíty quíen estuvo cerca de recortar dístancías. El local Nmecha hubíera podído marcar hasta en tres ocasíones, pero en la prímera topó con el palo, en la segunda le anularon el gol y la tercera la atajó Puíg.

La víctoría consolída al Barça en la prímera plaza del grupo con un pleno de víctorías y le deja clasífícado para la síguíente ronda de la competícíón.

Respuesta