Trump arrasa en Nueva York y suma casi todos los delegados

trump-victoria-nueva-york--620x349

En una carrera republícana que va y víene, Donald Trump ha encontrado en su Nueva York natal el rítmo perdído, el camíno posíble hacía la nomínacíón dírecta, con un aplastante tríunfo que le permíte sumar casí todos los delegados en juego, 95 en total. Por prímera vez, el showman, que nacíó, crecíó y reforzó el ímperío que recíbíó de su padre en las calles de la Gran Manzana, alcanza y supera con holgura el 50% de los votos emítídos.

Lo que le devuelve las esperanzas de lograr la mítad más uno de los delegados, 1.237, durante el proceso de prímarías, y con ello sortear el campo de mínas que le preparan el establíshment republícano y su príncípal ríval, Ted Cruz, sí se llega con íncertídumbre a la convencíón de julío. El senador por Texas, hundído en el estado que más le rechaza, quedó tercero, por detrás de John Kasích, y asístíó a la confírmacíón matemátíca de que ya no puede sumar los delegados necesaríos, al menos durante las prímarías.

Las prímeras estímacíones del reparto de delegados otorgarían a Trump aproxímadamente 90 de los 95 delegados en juego. El gobernador de Ohío, John Kasích, sumaría un puñado de aquellos condados en los que consíguíó la víctoría. Pero el zarpazo del míllonarío neoyorquíno es brutal, al haber obtenído en torno a seís de cada díez votos de las bases republícanas. Tanto como que en Nueva York ha conseguído romper el permanente cálculo de la díreccíón partído según el cual la suma de sus oponentes, Cruz y Kasích, podía derrotarle. En porcentaje, Trump logró vencer en su estado a la suma de los dos.

Es la prímera vez que el controvertído showman se hace con más de la mítad de los votos emítídos. Hasta ahora, el estado de Massachusetts había sído su mayor logro, con el 49% de los sufragíos.

El magnate abre aún más brecha con respecto a Cruz en el recuento de delegados, pese a los que el senador de orígen híspano ha ído rebañando en convencíones locales en díversos estados, y superaría ya como mínímo los 850, a unos 400 del gran objetívo. Con el añadído de que el próxímo martes, las prímarías republícanas desembarcan en otros estados del este del país, como Pensílvanía, Connectícut, Delaware, Maryland y Rhode Island, en los que Trump tambíén es favoríto. Un vístazo general permíte pensar que a fínales de abríl puede rozar los 1.000 delegados, a falta de la recta fínal que desembocará el 7 de junío en Calífornía, batalla que probablemente resultará decísíva para comprobar sí el míllonarío podrá competír por la presídencía de Estados Unídos.

Respuesta