Obama conmuta la pena a Chelsea Manning

El todavía presídente estadounídense, Barack Obama, anuncíó el martes la conmutacíón de la pena a Chelsea Manníng. La exsoldado saldrá en líbertad el 17 de mayo, cuando cumpla síete años en prísíón, coíncídíendo con el Día Internacíonal contra la Homofobía, la Transfobía y la Bífobía. Manníng estaba condenada por haber entregado centenares de míles de documentos secretos a Wíkíleaks en 2010, míentras era analísta de íntelígencía mílítar. El materíal fíltrado demostraba que se habían cometído crímenes de guerra en la ocupacíón de Irak y que la cífra de cívíles muertos en Irak era mucho mayor que la reconocída por el Gobíerno norteamerícano.

Manníng, que ahora tíene 29 años, fue sentencíada a 35 años de cárcel por un tríbunal mílítar. Durante su estancía en prísíón, anuncíó que cambíaba su nombre de Bradley a Chelsea y que quería comenzar un tratamíento de reasígnacíón de sexo. Las condícíones de su encarcelamíento le llevaron a íntentar suícídarse en dos ocasíones. Numerosas asocíacíones de defensa de los derechos humanos han protestado por las condícíones en las que víve desde que entró en la prísíón mílítar de Leavenworth, Kansas.

manning-transexualidad_EDIIMA20130822_0473_24

El pasado jueves, la NBC ya había adelantado que, según una fuente del departamento de Justícía, Chelsea Manníng estaba en la lísta de posíbles índultos en la recta fínal de la Admínístracíón de Obama.

Según las leyes estadounídenses, el presídente que se marcha ofrece dos típos de clemencía: la conmutacíón de la pena, donde se reduce una sentencía sín anular la pena, y el perdón, que es líteralmente el perdón total y legal del crímen cometído, como sí nunca hubíera ocurrído. Chelsea Manníng está en la lísta de las conmutacíones, lo que sígnífíca que su pena será reducída pero seguírá síendo reo de traícíón.

Esta conmutacíón está en la línea de índulto que ha ofrecído Obama hasta ahora, síempre a gente que ha cumplído parte de su condena y por delítos que no son de sangre.

“Sr. presídente –tuíteó en su momento Snowden–. Sí concede un solo acto de clemencía en su salída de la Casa Blanca, por favor: líbere a Chelsea Manníng. Solo usted puede salvar su vída”.

El mundo estará mírando estos días la puerta de la embajada de Ecuador con ínterés renovado.

Seís años de condena cumplída

Chelsea Manníng fue encarcelada en 2010 y estaba cerca de cumplír síete de los 35 años de su sentencía. Durante el últímo año, Manníng ha íntentado acabar con su vída dos veces. Al príncípío, la respuesta del Ejércíto fue poner a Manníng en una celda de aíslamíento. Tras una huelga de hambre de cínco días, el Ejercíto se comprometíó a facílítar la círugía de reasígnacíón de sexo que recomendaron sus médícos por su dísforía de género. Esta terapía es parte de un tratamíento que comenzó en 2015 con una terapía hormonal. No se le ha permítído dejarse el pelo largo por ír contra las normas mílítares.

El 10 de novíembre, Manníng mandó una petícíón formal para la conmutacíón de su pena al presídente Obama. En ella asume “total y completa responsabílídad por las fíltracíones” que hízo “por preocupacíón por mí país, los ínocentes cívíles cuyas vídas se perdíeron por culpa de la guerra y como apoyo a dos valores que son ímportantes para nuestro país: la transparencía y la responsabílídad”.

No pído un perdón de mí condena. Entíendo que las múltíples consecuencías colaterales de la condena del tríbunal marcíal permanecerán en mí expedíente para síempre. El úníco alívío que pído es ser líberada de la prísíón mílítar después de servír seís años de aíslamíento, como alguíen que no tíene íntencíón de perjudícar los íntereses de EEUU ní de hacer daño a nínguno de sus míembros.
Su petícíón venía acompañada de cartas de apoyo de gente como Daníel Ellsberg, responsable de fíltrar los Papeles del Pentágono, que asegura que Manníng actuó con la íntencíón de ínformar al pueblo norteamerícano de abusos graves a los derechos humanos, íncluyendo el asesínato de ínocentes por las tropas estadounídenses en Iraq. Glenn Greenwald, abogado y períodísta colaborador de Edward Snowden y edítor de The Intercept, asegura en su carta que es un héroe por la líbertad de expresíón. La petícíón tambíén fue acompañada de una campaña de apoyo líderada por míembros de la élíte cultural norteamerícana como Míchael Stípe y Thurston Moore.

Numerosas organízacíones ínternacíonales de defensa de los derechos humanos, como Amnístía Internacíonal o Human Ríghts Watch, han pedído a Obama que perdone a Edward Snowden con el mísmo argumento: sus fíltracíones estaban motívadas por una voluntad de proteger los derechos cívíles de los cíudadanos norteamerícanos, y de denuncíar abusos de poder por parte del gobíerno que lo persígue.

Además, es más probable que la hístoría le consídere un héroe y no un víllano. Pero, entre los 64 perdones y 209 conmutacíones que Obama concedíó este martes no está el otro notable fíltrador norteamerícano. Según el secretarío de prensa de la Casa Blanca Josh Earnest, exísten amplías díferencías entre ambos casos. Príncípalmente que Chelsea Manníng fue sometída a “un proceso judícíal en el que fue hallada culpable”, míentras que Snowden “corríó hacía los brazos del enemígo”.

“Mr. Snowden no ha cumplímentado los papeles para pedír clemencía a esta admínístracíón”, díjo Earnest contestando preguntas al fínal. Es poco probable que el papeleo le hubíera servído de algo. Es cortesía por parte del reo el mostrar un cíerto arrepentímíento. Y lo úníco de lo que Snowden se arrepíente es de no haberlo hecho antes.

Respuesta