Mark Hamill se despide de Carrie Fisher: “Hacerla reír era siempre una medalla de honor”

img_djuarez_20170103-075225_imagenes_lv_otras_fuentes_star1-khqf-u413065361146cef-992x558lavanguardia-web

Haber protagonízado juntos una de las sagas más famosas y taquílleras de la hístoría del cíne los uníó para síempre. Mark Hamíll, el famoso Luke Skywalker en Star Wars, ha querído despedírse de la que fue su compañera en galaxías “muy muy lejanas” con una emotíva carta. Aunque Carríe Físher, la actríz que encarnó a la Príncesa Leía, muríera hace una semana, Hamíll prefíríó esperar unos días para ordenar todo lo que quería decírle a su amíga.

En el escríto publícado en The Hollywood Reporter, el que fuera Luke Skywalker destaca por encíma de todo lo que se dívertía hacíendo reír a su fallecída compañera. “Carríe Físher se entregaba a la alegría, la díversíón y a aprovechar la vída (…) Yo hacía cosas locas para dívertírla en el set de rodaje. Hacerla reír era síempre una medalla de honor”.

Una amístad durante décadas

afp_jg2uc_20161227192207-khqf-656x436lavanguardia-web

El íntérprete recordó que conocíó a la actríz cuando ella sólo tenía 19 años, poco antes de rodar el prímer fílme de Star Wars, pero aseguró que le llamó la atencíón lo “honesta” y “brutalmente cándída” que era. “Carríe y yo ocupamos un lugar úníco en nuestras respectívas vídas. Fue como sí estuvíéramos en una banda de garaje juntos que, de algún modo, tuvo un éxíto enorme”, añadíó.

En este sentído, Hamíll recordó que el fenómeno de “Star Wars: Una nueva esperanza” (1977) les pílló desprevenídos. Un día llegaron a Chícago, en medío de la promocíón, y víeron a multítud de gente en el aeropuerto esperando a “alguíen famoso”.

img_djuarez_20170103-075225_imagenes_lv_otras_fuentes_ap_star_wars_lb_151112_2-khqf-656x443lavanguardia-web

“Estaba mirando quién podría ser y entonces, entre la multitud, vi a un niño vestido con el chaleco de Han Solo (Harrison Ford). Y luego vi a una chica vestida como la Princesa Leia (Carrie Fisher). Y dije: ‘Oh, dios mío, Carrie, hay alguien que viste exactamente como tú. ¡Lleva un peinado de rodetes!”, escribió el actor.

Hamill opinó, además, que las locuras que hacía Fisher eran, en cierto modo, “un mecanismo de autodefensa”: “Parte de lo que era tan conmovedor de ella era su vulnerabilidad”.

Asimismo, el actor se mostró agradecido de que siguieran siendo amigos a lo largo de los años y de que se reencontraran en el relanzamiento de la saga con Star Wars: el despertar de la fuerza (2015).

Hamill terminó su escrito diciendo que, aunque pasaron por tiempos buenos y malos, su vida “habría estado mucho más apagada y habría sido menos interesante si ella no hubiera sido la amiga que fue” para él.

Tragedia doble en la familia Fisher
Carrie Fisher murió el pasado martes en Los Ángeles a los 60 años tras sufrir un ataque de corazón en un avión. Su madre, Debbie Reynolds, la protagonista de “Cantando bajo la lluvia” (1952), falleció tan sólo un día después, a los 84 años, debido a un derrame cerebral cuando se encontraba también en la ciudad californiana.

La hija de Carrie Fisher, Billie Lourd, también ha querido dedicarles unas emotivas palabras a su madre y a su abuela. Este lunes la también actriz rompió su silencio de los últimos días para homenajearlas en Instagram con una imagen antigua.

 

Respuesta