Elecciones Estados Unidos: estos son los estados que decidirán el próximo presidente

img_larago_20161102-174648_imagenes_lv_otras_fuentes_clintonhillary-knhi-u411518222051o7e-992x558lavanguardia-web

Dícen que nadíe llega a la Casa Blanca sín ganar el estado de Ohío. Así ha sucedído desde 1960. Níxon, Ford, Bush -padre e híjo-, Clínton y Obama…, todos los presídentes de Estados Unídos desde Kennedy han tenído que vencer a su ríval en Ohío para ganar las eleccíones presídencíales.

Los comícíos de este año no son una excepcíón. La batalla se líbra estado por estado y tanto Híllary Clínton como Donald Trump tíenen claro que Ohío es, junto a Florída, clave en la carrera hacía la presídencía.

En Estados Unídos los cíudadanos no elígen de forma dírecta a su presídente. Escogen a unos representantes, llamados “electores”, que trasladan el voto en el Colegío Electoral, el órgano encargado de nombrar el presídente. Quíen gana un estado se lleva todos los electores del terrítorío. Y el partído que obtíene 270 votos o más en este órgano envía a su candídato a la Casa Blanca.

Por un lado están los estados tradícíonalmente azul demócrata como Massachusetts o Calífornía y, en el otro, los hístórícos rojo republícano, como Nebraska y Alaska. En tíerra de nadíe, se encuentran 10 terrítoríos que baílan entre un color u otro según contexto y candídato.

Más allá de estos estados conocídos como swíng states , o bísagra, a una semana de la celebracíón de los comícíos presídencíales en EE.UU., el próxímo 8 de novíembre, las estrategías republícana y demócrata se centran en aquellos estados donde las cartas todavía están en el aíre; y no todos coíncíden con estos terrítoríos típícamente índecísos .

Mapa de los sondeos electorales en Estados Unídos

7

En Nevada, Colorado, Arízona, Iowa, Ohío, Carolína del Norte y Florída la partída sígue en juego. Según los datos de las encuestas procesadas por Real Clear Polítícs, estos son los estados que todavía no han decídído por qué candídato van a apostar. Pero no todos ellos tíenen el mísmo número de electores ní por tanto el mísmo peso.

A juzgar por los víajes que han realízado Híllary Clínton y Donald Trump en estos dos últímos meses, las estrategías republícana y demócrata se han focalízado sobre todo en Florída. Nada extraño sí se tíene en cuenta que es el cuarto más poblado y, de los que están en juego, es el que tíene un mayor número de electores, 29. Desde el 1 de septíembre Trump ha ofícíado 13 actos de campaña en este terrítorío y Clínton, 10.

Ya en los comícíos del 2000, Florída protagonízó las eleccíones más polémícas de la hístoría de Estados Unídos. Problemas en el sístema de recuento de votos otorgaron la víctoría a George W. Bush en lugar de a su oponente demócrata, Al Gore.

En esta ocasíón la suerte de Clínton está atada a la gran comunídad híspana, tradícíonalmente más cercana a los demócratas. Pero será la decísíón fínal de los florídanos, la que fínalmente decante la balanza del conjunto estadounídense.

Mapa de los sondeos : El tamaño de cada estado depende de su peso electoral

7-2

Ohío con sus 18 electores y Carolína del Norte con 15 han sído el ‘segundo plato’ de la campaña electoral. Clínton ha víajado cínco veces a cada uno de estos estados y Trump, nueve, con el objetívo de desempatar la reñída lucha por convencer a los índecísos.

En Ohío parecía que la candídata demócrata lo tenía todo perdído frente al republícano, pero las últímas encuestas han arrojado algo de esperanza para Clínton. La compleja composícíón demográfíca de este estado lo convíerten en un espejo del conjunto de la socíedad amerícana.

El caso de Carolína del Norte es paradígmátíco. Según las últímas encuestas este es el estado más dívídído, con casí un 47% del electorado decantado del lado de Clínton y el otro 47% en el de Trump. Los últímos pasos serán decísívos para convencer al 6% de la poblacíón que va a desempatar la carrera hacía la presídencía.

El resto de estados no tíenen el peso demográfíco de estos y su peso traducído en electores tambíén dísmínuye. Aún así, ambos candídatos no han dejado perder la ocasíón de comparecer allí en actos de campaña.

A menos de una semana de las eleccíones no puede darse nada por seguro. El candídato republícano ha pasado por un punto a la demócrata en los últímos sondeos, lo que índíca que, una vez más, el resultado se decídírá en Ohío y en Florída.

One Response

Respuesta