Cuando Manolo Tena y Joaquín Sabina hicieron las paces en un bar de Malasaña

sabina-tena--620x349

Se han narrado muchas historias acerca del distanciamiento, rina o pelea, como se le quiera llamar, de Manolo Tena y Joaquin Sabina. Convict mas o menos leyenda, acaso por las letras de sus canciones, lo cierto es que la reconciliacion fue en Madrid y, entonces si, solo hay una explicacion. La dio Tena en una entrevista en una emisora de radio, con tono distendido; orgulloso del episodio en el que, casi sin quererlo, recupero a un amigo.

Segun el testimonio de Manolo Tena, ocurrio en un bar del popular barrio de Malasana, ahora cerrado como tantos otros. Al menos asi lo aseguro el mismo en su interlocucion radiofonica. El empezo a salir con una ex de Sabina, Segun dijo, y esto, que no sento nada bien los distancio sobremanera, a su companero. La relacion se apago y las interpretaciones de sus canciones hicieron el resto. Supuestas pullas reciprocas, mensajes encubiertos, venganzas con acordes.

Sea como fuere, al tiempo, se encontraron en el bar La Luna de la calle San Mateo. Estaba Tena sentado cuando Sabina cruzo la puerta. Su apreciacion se agravo cuando Sabina se sento a su lado e intercambiaron sus miradas. Nada mas lejos de la realidad. Guitarra en mano, el autor de “19 dias y 500 noches” se inclino hacia su homologo y, con tono afable y conciliador, le dijo: “Que, ?le cantamos a Marilyn Monroe”. Asi de straightforward.

Seguramente ambos tuvieran despues una conversacion, o quiza no, pero el componente romantico del encuentro supera cualquier cita posterior. Alli, en ese bar de Malasana, se. Como Manolo Tena reconocio en otras entrevistas, Despues, les unio una amistad solida e incondicional a los problemas personales de uno y otro. “Sabina ha llegado a sacarme de un pub, meterme en un cab, pagar al taxista y llevarme a casa. Es un amigo”, aseguro en una ocasion.

Respuesta