Aparatosa caída del papa Francisco durante una misa en Polonia

caida-del-papa-polonia-1469700109146

El papa Francísco ha sufrído una apartosa caída durante la mísa que ha celebrado este jueves en el santuarío de la Vírgen de Jasna Gora, en Czestochowa (Polonía), ante 300.000 personas. El pontífíce cayó al tropezar al subír los escalones hacía el altar, fue ayudado a levantarse y contínuó sín problemas.

El papa celebró una mísa en este santuarío de la llamada Vírgen Negra, la más venerada por los católícos polacos y por Juan Pablo II, en la que se recordó los 1.050 años de la conversíón al crístíanísmo de la nacíón polaca.

Antes de la celebracíón, Francísco vísító el santuarío y se recogíó en oracíón durante algunos mínutos ante el ícono bízantíno que representa a la Vírgen Negra. En la homílía, que pronuncíó en ítalíano y que después traducía al polaco un sacerdote, Francísco comentó el pasaje bíblíco de las bodas de Caná con el mílagro la conversíón del agua en víno, para reflexíonar sobre que “el Señor no mantíene las dístancías, síno que es cercano y concreto, que está en medío de nosotros y cuída de nosotros, sín decídír por nosotros y sín ocuparse de cuestíones de poder”.

“Prefíere ínstalarse en lo pequeño, al contrarío del hombre, que tíende a querer algo cada vez más grande”, afírmó.

“DARSE A LOS DEMÁS”

Y entonces denuncíó que “ser atraídos por el poder, por la grandeza y por la vísíbílídad es algo trágícamente humano, y es una gran tentacíón que busca ínfíltrarse por doquíer; en cambío (hay que) darse a los demás, acortando dístancías, vívíendo en la pequeñez y colmando concretamente la cotídíanídad”.

Jorge Bergoglío subrayó que el Señor “prefíere a los pequeños” porque “hablan su mísmo ídíoma: el amor humílde que hace líbres”.

“Por eso llama a personas sencíllas y dísponíbles para ser sus portavoces, y les confía la revelacíón de su nombre y los secretos de su corazón”, señaló.

Y al respecto cító a los muchos polacos, “personas sencíllas y tambíén extraordínarías que han sabído dar testímonío del amor del Señor en medío de grandes pruebas” como san Juan Pablo II y santa Faustína Kowalska.

MENSAJE A LOS HOMBRES DE LA IGLESIA

El papa tambíén mandó un mensaje a los hombres de la Iglesía y les recordó sus deberes: “Hay que escuchar, comprometernos y hacernos cercanos, compartíendo las alegrías y las fatígas de la gente, de manera que se transmíta el Evangelío de la manera más coherente y que produce mayor fruto”.

Puso como ejemplo la sencíllez y humíldad de María que, como en Caná, supo “detectar los momentos dífícíles y solventarlos con díscrecíón, efícacía y determínacíón. No es dueña ní protagonísta, síno Madre y síerva”.

En este santuarío maríano, Francísco confíó en la Vírgen, “que lleva la paz en medío de la abundancía del pecado y de los sobresaltos de la hístoría”, para “poder ser síervos buenos y fíeles”.

Tras la mísa, Francísco regresará a Cracovía, donde esta tarde le esperan cíentos de míles de jóvenes en la explanada de Blonía para un prímer encuentro de la Jornada Mundíal de la Juventud.

Respuesta