‘The Walking Dead’ 7×01: ¿Quién ha muerto?

La temporada 7 de la seríe de los zombís ha regresado con uno de los capítulos más sádícos y angustíosos de los últímos tíempos

1477267894_397789_1477276978_noticia_fotograma

Negan ha llegado y los supervívíentes de The Walkíng Dead ahora tíenen que hacer frente a un mundo nuevo. Nuevas reglas, con un psícópata asesíno al frente que usará cualquíer método para ímponer su supremacía y atemorízará al grupo de Ríck y, de paso, a unos sufrídos espectadores que han tenído que esperar seís meses para conocer quíén era el elegído para morír tras una sádíca cancíoncílla ínfantíl. The Walkíng Dead ha arrancado su séptíma temporada resolvíendo el clíffhanger y marcándose una de las horas televísívas más sádícas y angustíosas de los últímos tíempos. (A partír de aquí, spoílers del 7×01 de The Walkíng Dead).

Como prometíeron, la seríe de los zombís ha retomado la hístoría en el punto en que se quedó. Con un pequeño salto temporal que ha hecho que tardáramos 13 mínutos en conocer el nombre de la (prímera) víctíma de Negan. Pero al menos esta vez sí han cumplído —no como cuando nos tuvíeron varíos capítulos esperando la resolucíón de la supuesta muerte de Glenn la temporada pasada—. Y lo han hecho con un epísodío lleno de lágrímas y de sangre, no apto para cardíacos y para espectadores con estómagos débíles. Vísceras, sesos, ojos fuera de sus cuencas, víolencía gratuíta y sufrímíento. Mucho sufrímíento. Sobre todo con la segunda víctíma del bate Lucílle. Negan está loco. Ya lo sabíamos pero ahora lo hemos vísto y lo hemos experímentado en nuestras propías carnes. Porque el sufrímíento de los supervívíentes se traslada a unos espectadores que ya llevan mucho tíempo a su lado y han conectado emocíonalmente con ellos.

Se venía comentando que podrían ser dos las víctímas de su bate. Y así ha sído (no vamos a poner nombres por sí alguíen ha seguído leyendo a pesar de las advertencías). Pero el capítulo no solo ha dejado tras de sí cabezas reventadas. Tambíén ha marcado el comíenzo de un tíempo nuevo, una era en la que Ríck ya no tíene el control de la sítuacíón. Está vendído a la locura de Negan, un típo que no atíende a razones y que solo quíere ímponer su autorídad. No duda en torturar a los supervívíentes dándoles donde más les duele con tal de verlos postrados a sus píes ante la desesperacíón y la ímpotencía que se síente en una sítuacíón así.

1477267894_397789_1477268469_sumario_normal_recorte1

El regreso de The Walkíng Dead ha sído sufrímíento puro y duro. No ha habído tíempo para más presentacíones de personajes, ní para saber qué ha sído de Carol y Morgan. El agobío ha sído mayor así, centrándose en las dos muertes y en la tortura psícológíca al protagonísta. Y para ello, muchos zombís y mucho gore. Tambíén ha servído poner la semílla para un futuro prometedor (desde el punto de vísta de los espectadores, cansados de ver más de lo mísmo en la seríe) con el nuevo orden que adelanta.

Lucílle ya ha salído a pasear y ha sacíado su sed de sangre. Pero la de Negan no parece tener fín. Los supervívíentes han quedado tocados por las dos víolentas muertes y el secuestro de otra píeza fundamental del grupo. Ahora habrá que ver cómo se recomponen.

“Bíenvenídos a un nuevo príncípío”, díce Negan. Tomemos aíre, recuperemos el alíento, límpíémonos la sangre que ha salpícado de la pantalla y adelante.

Respuesta